Mi?rcoles, 28 de junio de 2006

OTRA VEZ PARA CASA, Y VAN....

Desde el fiasco de la Euro del 2000 perd? toda la confianza en Espa?a, lo que confirmo tras la en?sima debacle de ayer. Otro cap?tulo aciago en la historia de este equipo, equiparable al desastre del 98 o la derrota de la Armada Invencible. No veo, sinceramente, no veo el momento de vencer a una gran potencia futbol?stica, no veo el d?a en que podamos mandar a casa a Italia o Francia como nos mandan ellos cada vez que nos enfrentamos.

La derrota de ayer fue el colof?n a otra gran farsa con las que los peri?dicos deportivos de este pa?s nos obsequian cada dos a?os. Porque faltar, no faltamos a una Eurocopa ni a un Mundial. Quiz? sea el momento de replantearse darse de baja unos a?os de la FIFA. Una Espa?a de alto nivel ficticio (la roja la llaman ahora, como si el apodo fuese a quedar para la historia) sucumbi? de forma canalla ante una Francia venida a menos, pero que a?n sigue siendo m?s equipo que nosotros de aqu? a la Plaza Asdr?bal. Resulta desconcertante como un equipo viejo puede poner en evidencia el nivel f?sico de t?os de veintipocos a?os. Resulta descorazonador ver a tus jugadores resbal?ndose una y otra vez por el cesped (y los franceses no se ca?an, ?es que jug?bamos con tenis de balonmano?). Resulta penosamente doloroso ver al ni?o Torres correr como un gamo y no ser capaz de imponerse mientras un tal Ribery supera una y otra vez a la defensa espa?ola. Esta vez no caben excusas. El ?rbitro no estuvo impecable, pero tampoco es culpable. La suerte no influy?, no hubo tanda de penaltis. No hubo Tassotis ni Luis Enriques. La culpa fue nuestra.

Fue un error seguir jugando al fuera de juego cuando vas ganando 1-0. Las grandes competiciones no se ganan con el cansino tiqui-taca. Hay que especular. Y ayer tuvimos que encerrarnos, mantener el resultado, jugar como Italia, que algo de acertado llevar? en su juego cuando tiene tres mundiales y nosotros ninguno. Grecia hizo algo parecido y gan? una Eurocopa. El peor equipo de la historia, s?, pero la gan?. Ah? queda eso.

Nos vamos a casa, y ahora ?qu??

"Doy gracias a Dios por haberme dado medios para poder sufrir f?cilmente un p?rdida semejante y porque todav?a estoy en situaci?n de volver a construir otra flota tan grande. Una rama ha sido cortada, pero todav?a est? verde el tronco y puede producir otras nuevas".

Eso dijo Felipe II tras la ruina de la Invencible. Yo seguir? sin ver las pachangas amistosas de Espa?a y la pseudo fase de clasificaci?n. Pero tengo que creer que hay ramas. Tengo que creer, tengo que creer...

Publicado por Fransi @ 22:54 | 2 Comentarios | Enviar